En WUAHOO! funciona una energía particular, que conecta a todos los presentes en un estado constante de diversión. Cualquier enfermedad, cualquier tristeza, cualquier nostalgia se transforma en una fuerza poderosa, que nos hace vivir una experiencia inolvidable por más pequeña que sea.

 

Esta fuerza es el principal motor que nos mantiene unidos, que hace que cada día seamos más grandes, es una llama que una vez prendida jamás se apaga. Una magia que nos amarra para siempre, mostrándonos una forma nueva de vivir la vida, de afrontar los problemas del día a día, de aprender a confiar en los demás y de sentir lo grande que es dar incondicionalmente sin esperar nada a cambio. Es una fuerza que nos ha ayudado a creer en detalles intangibles e invisibles, simbolizados en un castor, un oso, un lobo, un águila y una estrella.

 

Los símbolos son signos que establecen una relación de identidad con una realidad. En este caso han sido escogidos por los valores y fortalezas que éstos representan. El castor, Wawqui, es un animal pequeño que construye estructuras con bases sólidas para toda la vida. El oso, Hucumarí, es una figura maternal con espíritu sobreprotector por su cachorro, un ícono de fuerza bruta que empuja y ayuda a sacar las cosas adelante, con corazón, valentía y fe en lo que hace.

 

El lobo, Grancumarí, representa el espíritu guía de la manada, con sólo aullar controla a su manada desde cualquier punto, son increíbles y extraordinarias las historias que existen de su magia extraña capaz de cambiar el estado de ánimo de cualquiera que esté  a su alrededor.  El águila, Kuraká, se encuentra en lo más alto por todo lo que ha aprendido, es un animal con espíritu libre que representa honestidad, experiencia y responsabilidad.

 

Por último las estrellas son pequeños puntos de luz que brillan por la unión del resto de los elementos, gracias a ellos se encuentran en el cielo, viéndolos, cuidándolos, protegiéndolos y principalmente enseñándoles a crecer como un todo. Se dice que es una meta que todos quieren alcanzar, y para ello sólo deben recordar que “el cielo es gigante y las estrellas infinitas, lo único que hace falta para estar allá arriba es brillar y hacerlo con corazón”

 

Esto es sólo un poco de lo que somos y el porqué, de ahora en adelante la historia se escribirá en cada uno de nuestros corazones, y siempre la contaremos en los momentos indicados.

Gran Kuraká

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter

grankuraka@wuahoo.com

Copyright - WUAHOO 2019